El COLÁGENO es la clave para una PIEL radiante

Lucir radiante, sentirse bien y tener una piel hermosa son objetivos celosamente perseguidos por muchas. Pero pocas veces nos detenemos a pensar qué elementos son  los responsables de poder realizar tales metas; el colágeno, por ejemplo, es la proteína más importante para todos los mamíferos, incluido el ser humano, ya que representa más del 25% del total de las proteínas que forman parte de nuestro organismo.

Gracias al colágeno, nuestros músculos, huesos, tendones y piel pueden mantenerse sanos y aptos para que realicemos actividades como cocinar, comer, bailar o practicar algún deporte. La ausencia de esta molécula puede provocar que la piel pierda su elasticidad y tersura, que se acelere el proceso de envejecimiento y se deteriore la movilidad de las articulaciones.

De acuerdo con el portal Medical News Today, en la dermis, o la capa media de la piel, el colágeno ayuda a formar una red fibrosa de células llamadas fibroblastos, sobre la cual las nuevas células pueden crecer. También desempeña un papel en la sustitución y restauración de células muertas de la piel. Algunos colágenos actúan como recubrimientos protectores para los órganos delicados del cuerpo, como los riñones.

Se considera que la edad en la que baja la producción natural de colágeno es a partir de los 30 años, tal disminución se hace drástica en mujeres, después de la menopausia, por lo que se recomienda usar suplementos que ayuden a mantener los niveles adecuados de esta proteína en el organismo. El colágeno hidrolizado o exógeno (sintético) es recomendable, ya que facilita la asimilación del colágeno producido de forma natural. En medicina y cosmética, este puede tomarse de humanos, vacas, cerdos u ovejas.

En la actualidad, existen productos como pastillas, soluciones líquidas, cremas o inyecciones que se utilizan con diversos fines, el más difundido de ellos, hacer que los signos de la edad se reviertan. Pero también pueden utilizarse apósitos de colágeno para sanar heridas, atrayendo nuevas células de piel al lugar dañado o en quemaduras de segundo grado.

La buena noticia es que el colágeno es reabsorbible, es decir, se descompone, convierte y absorbe nuevamente en el cuerpo y su producción puede estimularse con la alimentación y medidas adecuadas. Aquí te damos algunos consejos:

  1. Evita exponerte a los rayos directos del sol y utiliza siempre un protector solar.
  2. Realiza ejercicio, ya que la actividad física estimula el flujo sanguíneo, por lo que tu oxigenación y secreción de hormonas se mantendrán óptimas.
  3. Aléjate del tabaco y evita estar cerca de lugares donde haya fumadores. El cigarro es mortal para las células de tu piel.
  4. Ingiere abundantes cítricos. Porque la fuerza del colágeno depende directamente de la vitamina C, que es su gran aliada para aumentar hasta ocho veces más la producción natural.
  5. Bebe suficiente agua natural para que tu piel se mantenga hidratada y fresca.
  6. Exfoliate y aplica al menos una vez por semana mascarillas nutritivas. De este modo eliminarás las células muertas y tu piel lo agradecerá.
  7. Ingiere vitamina E. Protege contra el daño de los radicales libres.
  8. No esperes a que los cambios hormonales o ambientales deterioren la producción de colágeno, lo más recomendable al llegar a los treinta es consultar con un especialista sobre suplementos de calidad que te permitan lucir y sentirte de maravilla.
  9. Utiliza productos de belleza que promuevan la producción de colágeno, como los que tenemos en Real Skin Labs, que gracias a ello pueden reafirmar la piel y difuminar las arrugas.

comentarios

Equipo Real Skin Labs

ABOUT THE AUTHOR

Equipo Real Skin Labs