Pasos para LAVAR TU ROSTRO adecuadamente

wash-face

Tener una piel hermosa y radiante es más sencillo de lo que parece y para lograrlo la limpieza del rostro es fundamental, puesto que en este proceso se eliminan las toxinas, restos de maquillaje y la suciedad que se genera a causa de factores externos como la contaminación. Además, se previenen afecciones de la piel como el acné, irritaciones y aparición de espinillas. El secreto está en conocer el tipo de piel que tienes para emplear los tratamientos y productos ideales para mantener una piel joven, tersa, hidratada y brillante.

A continuación te indicamos los pasos que debes de seguir para lavar tu rostro adecuadamente:

Primer paso: Desmaquillarse

Lo primero es desmaquillarse, es importante que elijas un desmaquillante de buena calidad que no estropee tu rostro y que vaya de acuerdo con tu tipo de piel. Existen un sinfín de presentaciones de desmaquillantes: desde leches, cremas, toallitas y aceites bifásicos. No olvides que el contorno de los ojos es una zona muy delicada y se tiene que usar un producto específico para limpiarla. Sigue las instrucciones del producto que hayas elegido. Generalmente, se humedece un algodón con el producto y se pasa por el rostro en movimientos circulares y suaves. No olvides que los labios también deben desmaquillarse.

Segundo paso: Lavado

Lo que sigue es el lavado del rostro. Hay leches limpiadoras, espumas, geles y jabones en barra. Al igual que el desmaquillante, debes elegir un limpiador según tu tipo de piel. El producto se debe aplicar sobre todo el rostro, utilizando las yemas de los dedos para realizar movimientos circulares, cuidando de no tocar la parte de los ojos. De esta manera, se eliminarán los restos de maquillaje que pudieran haber quedado. Enseguida debes enjuagar el rostro utilizando agua tibia, puesto que de esta manera los poros se abren y se limpian adecuadamente. Ten a la mano una toalla limpia y seca dando pequeños golpecitos sobre el rostro.

Tercer paso: Tónico

Para cerrar los poros de la piel, se debe utilizar un tónico facial que dará un toque de frescura al cutis. Generalmente, se aplica con un algodón y no se enjuaga.

Cuarto paso: Hidratación

Al final viene la hidratación, la cual es esencial para mantener el rostro radiante. Puedes utilizar cremas que además de hidratar ayudan a desvanecer las líneas de expresión, por ejemplo Anti Aging . Aplícala de manera circular, dando un ligero masaje en rostro, cuello y escote.

LEE TAMBIÉN:

¿Cómo elegir tu desmaquillante, según tu tipo de piel?

comentarios

Equipo Real Skin Labs

ABOUT THE AUTHOR

Equipo Real Skin Labs