¿Qué tipo de vendedor eres?

La manera en la que te desenvuelves como vendedor es como te perfilas en tus áreas de oportunidad y así, exaltar o limitar tus fortalezas y virtudes como emprendedor. Según un artículo de la revista Entrepreneur, existen varios tipos de vendedores. Saber qué tipo eres tú, te será de gran utilidad para cambiar actitudes que pueden estar afectando tu negocio.

El extraño

Cuando comienzas en esto de las ventas, no es nada fácil aventarse al ruedo y es probable que no tengas claro cómo comunicar el mensaje de lo que vendes de manera adecuada. Por lo que más vale estar seguro de ti mismo y seguro de que tus servicios y productos son los mejores del mercado.

El frustrado

Si lo que vendes u ofreces no te causa ningún entusiasmo o una chispa de pasión, eres un vendedor frustrado. Sería importante revisar por qué has perdido el interés en los productos y servicios que ofreces. Tal vez deberías buscar nuevas formas de vender o pensar en innovar tu producto, porque ese desinterés también lo estarás transmitiendo a tus clientes.

El conocido

Son aquellos que a pesar de que llevan varios años al frente de sus negocios, siguen utilizando las mismas estrategias de venta, sin tomar en cuenta que tus servicios y clientes cambian, y si se quiere mantener a los clientes, así como ganar más, siempre es necesario innovar.

El amigo

Aquellos que se vuelven “amigos” de sus clientes yendo más allá del trato profesional porque creen que esto les traerá más clientes referidos por ellos. En principio es verdad, es importante mantener una buena relación con tus clientes, pero lo que realmente habla por ti y te atraerá más clientes, el el trato profesional y la calidad de tus servicios y productos.

El robot

Tal como su nombre lo dice, tiene todo mecanizado y estructurado, no sale del mismo discurso de ventas y no tiene capacidad de improvisar. Difícilmente se puede negociar con un vendedor de este tipo ya que es muy difícil sacarlo de su esquema.  Recuerda que cada cliente es diferente y tienes que buscar la manera de ser más flexible, al fin de cuentas negociar es la principal virtud de un emprendedor.

El cerrador

Son excelentes negociadores y cerrando tratos, sin embargo, presionan al cliente para cerrar las ventas y siempre están del lado de los intereses del negocio. Considera que sin los clientes no hay negocio, así que más vale ganarse un cliente fiel que esté convencido de que tus productos son los mejores, a uno que sólo te compre una vez porque los has presionado.

Es normal que te sientas identificado con uno o más de estos tipos de vendedores, pero lo importante es que identifiques cuáles son los errores en los que estás cayendo para trabajar tus fortalezas como emprendedor y vendedor.

comentarios

Equipo Real Skin Labs

ABOUT THE AUTHOR

Equipo Real Skin Labs